Repelentes para Hormigas

Ciertamente, las hormigas trabajan duro y pueden causar destrozos en tu casa que ni imaginas (no, no exageramos). Estos insectos comen casi todo lo que tienen al alcance, bien sea vegetal o animal y hacen cuevas o túneles en cualquier lugar oscuro para almacenar sus comidas (esto puede ser una pared, un techo o tus jardines, que tan bonitos que los tenías).

Diría cualquier madre que "Nunca estaría de más recordarte que si dejas migajas de tus comidas, allí estarán las hormigas". Les estarías colaborando, pues al igual que a ti, a estos insectos les gusta comer azúcar, lácteos, vegetales, frutas y hasta carne, por lo que debemos mantener nuestros mesones o superficies limpias y las habitaciones sin restos de bollos.

¿Por qué comprar repelentes para hormigas?

Los repelentes para hormigas no son más que productos que te ayudarán, sean químicos o naturales, a ahuyentar y repeler a hormigas, hormigones y hasta a malas compañías de tu casa (bueno, que lo de las malas compañías igual y no)

Vienen en distintos tipos, envases y presentaciones, pero lo más importante es saber cuál es la raíz del problema y si están en los exteriores o en el interior de la casa.

¿Cuál es la diferencia entre los repelentes para hormigas de interior y de exterior?

En nuestra vida civilizada o de campo, estamos tan acostumbrados a ver a las hormigas como algo inofensivo, que convivimos con ellas a diario y aunque causan malestares, no siempre aplicamos métodos adecuados para deshacernos de ellas definitivamente.

El caso está que para las hormigas de nuestros jardines no podemos aplicar repelentes químicos con demasiada concentración, sobre todo si tenemos plantas a las que apreciamos y cuidamos.

En el caso del jardín te recomendamos repelentes para hormigas con un Deet líquido concentrado en no más de 15% y aplicar el agua hervida de repollo o coles. Las hormigas huirán como quién ve a Freddy Krueger sentado en el jardín.

En el caso del interior de la casa, es preferible utilizar aplicaciones en gel bordeando las paredes y seguirles el rastro, hasta conseguir “sus cuevas”, una vez conseguidas, tapa cada salida con dicho gel. Esto para evitar vapores, producto de repelentes líquidos.

Otros tipos de repelentes que pueden ayudarte a eliminar las hormigas

Las presentaciones de los repelentes para hormigas suelen ser más elegidos por lo práctico que le resulta a quién vaya a aplicarlo cada tipo, pues sus bases suelen ser las mismas:

  • Pesticidas o repelentes con base Deet, en forma de polvos que se pueden rociar en cualquier lugar con facilidad.
  • Repelentes con fórmulas químicas a base de ácido bórico o bicarbonato, que son menos corrosivos, pero también su efectividad dura menos tiempo. Este problema se soluciona haciendo una aplicación sucesiva a la siguiente semana.
  • Con bases de harinas y levaduras, aunque son dos productos que no parecen dañinos, al ser ingeridos por las hormigas, estas mueren automáticamente.

También la forma de aplicación es diferente en el caso de repelentes de hormigas en gránulos, polvo, líquido o geles. La verdad es que puedes escoger el que te haga sentir más cómodo, siempre que uses guantes y tapabocas para aplicarlos.

La pregunta deja de ser por qué comprar un repelente para hormigas, y realmente es ¿ya compraste el repelente para hormigas que se adapta a ti?

Si tienes dudas, comunícate con nosotros, responderemos tus preguntas y te asesoraremos para que elijas lo más adecuado para tu caso.


Matías SuancesMatías Suances
Buenas, me llamo Matías y me gustaría aconsejarte sobre que repelentes o ahuyentadores comprar para mantener las plagas de insectos lejos de tu casa y de tu familia. Incluso hay soluciones para animales y aves. Yo te indico cuales son los mejores.
OTROS ARTÍCULOS QUE TAMBIÉN TE PUEDEN INTERESAR:

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continua navegando acepta su instalación y uso.
Estoy de acuerdo Quiero más información sobre cookies